menu

Volver a proteger el future

En nuestras oficinas

Hacer nuestra parte en la lucha contra el calentamiento climático, no solo significa crear grandes proyectos en técnicas agrícolas o producción. También es hacer cosas pequeñas a nivel individual, sabemos que los detalles marcan la diferencia. Sin ellos, no tenemos ninguna posibilidad de combatir eficazmente el calentamiento global. Nos aplicamos lo que decimos todos los días, en nuestra web o en nuestras botellas. Y nuestro objetivo es hacer que nuestras oficinas sean lo más ecológicas posible.

Por ejemplo, en las oficinas de Londres tienen una calificación ecológica muy alta (estamos muy orgullosos). Y no estamos hablando de los cánones estándar como la correcta circulación del aire, buena luz, doble acristalamiento…no, no también hemos incorporando, en la sede, algunos detalles a lo largo de los años:

  1. La regla de "el último que sale apaga todo": hemos instalado un circuito eléctrico secundario en cada piso que nos permite apagar toda la electricidad en cada planta sin cortar la del edificio. Ya no es necesario decirle a la gente que apague sus pantallas todas las noches.
  2. "La luz verde": todos sabemos que es mejor trabajar con las ventanas abiertas cuando el tiempo lo permite. Gracias a las pequeñas luces verdes, sabemos cuándo es mejor abrir la ventana, es decir, cuando la temperatura exterior es la misma que en el interior. El aire acondicionado se apaga en este momento. Bastante bien, ¿no?
  3. Nuestras oficinas están certificadas FSC (como nuestro embalaje)

En Londres, tenemos un gran espacio verde en nuestra terraza. Hay incluso más información en la parte de "héroes del cambio", donde os contamos cómo las personas que trabajan en innocent intentan todos los días luchar contra el calentamiento climático.